Posteado por: basketaldia1 | febrero 18, 2009

NBA DAILY – Semana 16

13 de febrero de 2009

LA FIESTA ANUAL

La temporada de la NBA se toma un pequeño respiro. Llega el All-Star Weekend, el fin de semana de las estrellas, el evento que cada año reúne a los mejores de la liga para vivir tres días festivos, de descanso de la durísima competición. El Partido de las Estrellas alcanza su edición número 58. El escenario será el US Airways Center de Phoenix. Es la tercera ocasión en que el All-Star aterriza en el desierto de Arizona. Las anteriores fueron en 1975 (triunfo del Este y MVP para Walt Frazier) y 1995 (ganó el Oeste, 139-112, y Mitch Richmond fue el galardonado). Como siempre, el viernes se medirán rookies y sophomores; el sábado habrá concursos de todo tipo; y el domingo se disputará el partido Este-Oeste, con cuatro debutantes Devin Harris, Danny Granger y Mo Williams, además del lesionado Jameer Nelson, todos ellos de la Conferencia Este.

LOS LAKERS AVISAN

Los Angeles Lakers lideran la liga en este parón del All-Star. Su récord, 42-10, no tiene respuesta en el Oeste, donde se está paseando. Y, por si fuera poco, se está especializando en romper rachas en el Este. Tras derrotar dos veces a unos largamente victoriosos Celtics, los Lakers cerraron el círculo conquistando el Quicken Loans Arena de Cleveland, donde los Cavs habían ganado todos sus 23 partidos anteriores. Con esta victoria, 91-101, los Lakers cerraron su gira con un impecable 6-0. Sus series contra Celtics y Cavaliers se han saldado con sendos 2-0, y sólo Orlando se ha resistido a los angelinos, a los que ha derrotado las dos veces. En su última aparición antes del parón, los Lakers perdieron en Utah, tras siete victorias consecutivas.

LAS NOCHES DEL MADISON

La NBA había programado un calendario de lujo en el Madison Square Garden para la primera semana de febrero. La llamada Dream Week consistía en la visita consecutiva de Lakers, Cavaliers y Celtics al famoso edificio neoyorquino. Tras las exhibiciones de Kobe Bryant y Lebron James, los Celtics también ganaron, 100-110, gracias a los 38 puntos anotados en el último cuarto, en el que resolvieron tras tres periodos de igualdad. Los Knicks terminaban con un balance de 0-3 esta pasarela de estrellas, en la que encajaron casi 115 puntos por partido. Después, comenzaron una gira por el Oeste, que se saldó con otro 0-3 y 127 puntos encajados de promedio. La anhelada plaza de playoffs se aleja para los Knicks, situados ahora a tres partidos y medio de Milwaukee. Por cierto, los sorprendentes Bucks han igualado ya sus victorias del año pasado, 26.

UN DESCANSO PRODUCTIVO

El extraño descanso que Gregg Popovich concedió a sus estrellas en la visita a Denver, tuvo sus efectos en la siguiente cita de los Spurs, que era nada menos que la visita a Boston. San Antonio consiguió una de sus mejores victorias de esta temporada, 99-105, para demostrar a los escépticos que los tejanos tal vez todavía tengan mucho que decir, a pesar de la enorme distancia que les separa de los Lakers. El larguísima viaje de los Spurs, la anual gira del rodeo, se interrumpe por el All-Star, con un balance provisional de 3-2, tras la inesperada derrota en Toronto. Después los festejos del fin de semana, San Antonio todavía tendrá que viajar a New York, Detroit y Washington.

UNA CAMISETA PARA RECORDAR

Sacramento Kings retiró la camiseta con el número 4 de Chris Webber. Esa camiseta representó un modelo de baloncesto que entusiasmó durante muchas temporadas. Webber jugó para los Kings entre 1998 y 2004, unos años magníficos para esta franquicia, que actualmente parece haber tocado fondo. Webber fue elegido como número uno del draft de 1993, tras formar parte de los inolvidables Fab Five de la universidad de Michigan. En toda su carrera jugó 831 partidos de temporada regular y 80 de playoffs. Fue cinco veces All-Star. También fue Rookie del Año en 1994, y formó parte del primer quinteto de la NBA en 2001. Nunca se acercó al anillo más allá de una final de conferencia, pero Webber deja un recuerdo importante.

SE TERMINÓ EL CIRCO Otra de las giras clásicas de cada año es la que emprenden los Bulls cuando el circo llega al United Center de Chicago. Han sido siete partidos por el lejano oeste, que se han saldado con un positivo 4-3 para los Bulls. Además, dos de las derrotas se produjeron en tiempo suplementario. Las victorias llegaron en las canchas de Clippers, Sacramento, Phoenix y New Orleans. Habrá que ver si esta buena gira sirve como punto de inflexión para Chicago, cuya temporada está siendo anodina, sin apenas protagonismo, deambulando por la zona de la tabla en la que tantos equipos optan a la octava plaza de playoffs.

LOS PACERS, UN RIVAL DE CUIDADO

Indiana es otro de los equipos del pelotón del Este, aquellos que luchan por conquista la ansiada octava plaza de playoffs, pero no parece que vayan a llegar. Dentro de esta complicada temporada, los Pacers están destacando en sus prestaciones ante los rivales más duros. El pasado martes consiguieron superar a Cleveland, 96-95, y con ello cuadraban la pequeña hazaña de ganar a los tres grandes equipos del Este: Boston, Orlando y los citados Cavs. Además, también arrancaron una victoria ante Los Angeles Lakers. La pausa del All-Star llega para los Pacers con un balance de 21-33, a más de cuatro partidos de la octava posición, que ahora ostenta Milwaukee. Indiana no consiguió plaza para playoffs en las dos últimas temporadas, tras haber estado presente en nueve campañas consecutivas.

EL DUELO APLAZADO

Greg Oden y Kevin Durant capitalizaron la temporada universitaria 2006-07. También el draft, en el que Oden fue número uno y Durant número 2. La lesión de Oden antes del inicio de la temporada pasada, privó a la NBA de la continuación de esta competencia. Finalmente, ambos se vieron las caras en una cancha profesional el pasado viernes. De hecho, antes sólo se habían enfrentado en el McDonald’s All-American High School de 2006. Kevin Durant y sus Oklahoma City Thunder ganaron a Greg Oden y sus Portland Trail Blazers. Durant, además, estuvo brillante, con 31 puntos, acorde a su temporada individual, en la que promedia 25.5 puntos por partido, sexto en la tabla de anotadores. Por cierto, los Thunder arrancaron la temporada con un sonrojante 3-29, pero reaccionaron y desde entonces registran un 10-11 más que decente.

LOS PISTONS NO REACCIONAN

La temporada de Detroit está siendo tan dura como la crisis que azota al estado de Michigan. Los Pistons cerraron esta primera parte de la temporada con 27-24, un récord al que no están acostumbrados en esta franquicia. Peor es aún la posición en la tabla, sextos de la conferencia Este, y lejos de las cuatro primeras posiciones que dan derecho a la ventaja de campo en la primera ronda de playoffs. El Palace se ha convertido en una pista amable, donde los Pistons apenas pueden presumir de balance positivo, 14-13. El pasado miércoles, Atlanta salió victorioso de esa cancha, en una importante victoria que sirve a los Hawks para consolidarse en una cómoda cuarta posición de la Conferencia.

MÁS LESIONES

La desgracia de las lesiones se cebó con Al Jefferson, cuya rodilla derecha está gravemente dañada y su temporada ha terminado. Minnesota había experimentado una notable mejoría tras sus desastrosos primeros dos meses de competición, que cerró con un balance de 6-25. La llegada de Kevin McHale había servido para adecentar un poco la temporada, que ahora, con la baja de Jefferson, se pude dar prácticamente por finalizada. Jefferson es uno de los tres únicos jugadores que promedian 20 puntos y 10 rebotes esta campaña. Los otros dos son Tim Duncan y Dwight Howard. Sus estadísticas le sitúan entre los siete primeros clasificados en puntos, rebotes y dobles-dobles.

LA ESTADÍSTICA QUE NO LE INTERESA A CASI NADIE

El partido Golden State – New York respondió plenamente a lo esperado: un festival anotador. Ganaron los Warriors 144-127, con dos mejores marcas de la temporada: los 144 puntos de Golden State, y los 271 de anotación conjunta. El 29 de noviembre se habían enfrentando en New York, con victoria de los Knicks, 138-125. El total de puntos combinados en ambos partidos, 534, es el más alto desde la temporada 91-92, cuando Warriors y Nets anotaron 552. De la defensa, hablamos otro día.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: