Posteado por: basketaldia1 | febrero 3, 2009

Acero puro, por Agustin Hernández Paniagua

Pittsburgh Steelers es el campeón de la temporada número 89 de la NFL. Los acereros derrotaron a Arizona Cardinals, por 27-23, en la SuperBowl XLIII, disputada en el Raymond James Stadium de Tampa. Fue otro partido para la historia, con un final que parecía ideado por algún avispado guionista de Hollywood. Los Steelers conquistaron su sexta SuperBowl, colocándose como líder único de esta prestigiosa tabla de vencedores.

Pittsburgh es una ciudad situada en el estado de Pennsylvania, en la intersección de los three rivers: Allegheny, Monongahela y Ohio. Es el principal centro de la industria del acero de EEUU. Y en el aspecto deportivo, una ciudad con un riquísimo palmarés: hasta 13 títulos de majors reposan en las vitrinas de los equipos de Pittsburgh. Además de las seis SuperBowls de los Steelers, el béisbol ha dejado cinco World Series gracias a los Pirates, mientras que los Penguins alzaron dos veces la Stanley Cup de la NHL, conducidos por el mítico Mario Lemieux.

La SuperBowl XLIII fue un thriller que se resolvió a falta de medio minuto para el final, con una jugada que necesitó revisión televisiva por parte de los árbitros. Pasaron tantas cosas durante el partido, que al final del mismo casi nadie recordaba que James Harrison había protagonizado la jugada más larga de la historia de la SuperBowl, un retorno de intercepción de 100 yardas para touchdown. El linebacker de los Steelers borró de los récords las 99 yardas del inolvidable retorno de kickoff de Desmond Howard (Green Bay) en la SuperBowl XXXI. La jugada de Harrison se produjo en el límite de la primera mitad, cuando los Cardinals estaban a punto de anotar y situarse por delante en el marcador, tras el 10-0 con el que se adelantaron los acereros. El pase de Kurt Warner iba a dejar el marcador en 10-14 para Arizona, pero Harrison se hizo con el balón y recorrió todo el campo, apoyado en una batería espectacular de bloqueos. Tras la revisión arbitral, se confirmó la jugada y Pittsburgh se marchó al descanso con ventaja de 17-7. Un vuelco dramático en el partido, que dio paso a la actuación de Bruce Springsteen en el halftime show. The Boss estuvo, como siempre, inmenso.

El tercer cuarto confirmó que los Cardinals, debutantes en SuperBowl, no habían asimilado el duro golpe. Se perdieron en una sucesión interminable de penalizaciones, que permitió a Pittsburgh enfilar el último cuarto con un más que respetable 20-7. El marcador no se movió en los primeros siete minutos de ese último acto. Hasta que emergió la figura de Kurt Warner, que conectó una y otra vez con Larry Fitzgerald, para que éste pulverizara todos los récords de recepción en postemporada, que estaban en poder del mítico Jerry Rice. En apenas cinco minutos, los Cardinals registraron un parcial de 0-16, que volteó el marcador hasta un increíble 20-23. Como en esta SuperBowl no faltó de nada, en el enorme parcial se produjo incluso un safety, debido a una penalización de los Steelers en su propia end zone. A falta de dos minutos y medio para el final, Arizona acariciaba la SuperBowl, algo impensable antes del comienzo de temporada regular, antes del comienzo de los playoffs, antes del inicio de la SuperBowl…

Pero los guionistas de Hollywood habían dejado lo mejor para el final, como es preceptivo. Se podía pensar que las ideas se habían agotado en la increíble resolución de la SuperBowl del pasado año, cuando New York Giants provocó uno de los mayores shocks de la historia del deporte USA, con el milagroso pase de Eli Manning a David Tyree. ¿Se podía mejorar esa escena? Ben Roethlisberger, el gigantesco quarterback de los Steelers, decidió que sí, y condujo un último drive para la historia, culminado con una recepción de Santonio Holmes en la mismísima esquina de la end zone. Para que la precisión fuera absoluta, la decisiva jugada se producía a falta de 35 segundos para el final, exactamente el mismo punto del cronómetro en el que Plaxico Burress consiguió la recepción que daba la SuperBowl XLII a los Giants, y sumía en la depresión a los Patriots. Santonio Holmes fue nombrado MVP, con 131 yardas en 9 recepciones. Roethlisberger conquistaba su segundo anillo en apenas cinco años de carrera profesional. En el otro lado, Kurt Warner no pudo sumar el que también hubiera sido su segundo título, a pesar de las 377 yardas de pase que firmó. Por su parte, Mike Tomlin se convirtió en el entrenador más joven que conquistaba el Vince Lombardi Trophy, erigiéndose en digno sucesor de Chuck Noll y Bill Cowher, los anteriores head coach de los Steelers, ya convertidos en iconos de la franquicia acerera.

Concluyó la temporada de la NFL, que ha sido maravillosa, y ha tenido la guinda final con este desenlace en Tampa. Para satisfacción de la liga, esta SuperBowl ha sido la segunda de mayor audiencia televisiva, sólo por detrás de la tan comentada del pasado año. Ahora empieza una larga sequía para los aficionados, que se extenderá hasta la primera semana de septiembre. Los guionistas de Hollywood deberán trabajar duro, porque el listón está muy alto. Los Steelers han sido acero puro en esta temporada, y ya encabezan en solitario el palmarés de la SuperBowl, que compartían con Dallas Cowboys y San Francisco 49ers (cinco títulos). Y qué mejor fecha para festejarlo que El Día de la Marmota (Groundhog Day), que tiene su más famosa celebración en una pequeña localidad del estado de Pennsylvania. Seguro que la predicción de la marmota Phil habrá sido especial este año: habrá un invierno feliz, con los Steelers campeones de la SuperBowl.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: