Posteado por: basketaldia1 | enero 23, 2009

NBA DAILY – Semana 13. Por Agustin Hernandez Paniagua

ORLANDO SE DIVIERTE EN EL OESTE

La pasada temporada, Boston completó una gira perfecta por Texas, venciendo en las tres canchas del estado de la estrella solitaria.  Ahora ha sido Orlando quien ha conseguido un Grand Slam todavía de más valor: ganar en la cancha de los tres líderes de división del Oeste.  Los Magic conquistaron San Antonio, Los Angeles y Denver, en una gira triunfal que incluyó también la victoria en Sacramento, anotando 139 puntos.  Orlando presenta un impresionante récord de 11-2 en sus partidos como visitante de la conferencia Oeste.  Además, ha barrido ya las series ante Lakers y Spurs, 2-0 ante ambos.  Por tanto, los de Florida están enviando un claro mensaje: este año aspiran a todo y si tienen que viajar al Oeste en junio, lo harán con la experiencia de haberlo conquistado ya en temporada regular.

BOSTON HA VUELTO

Los Celtics se resfriaron al final del año, con un parcial de 2-7 que podía sembrar dudas.  Pero la reacción ha sido fulminante: 7 victorias consecutivas, que le han devuelto el liderato del Este.  Además, la séptima de esta racha tiene valor extra: fue una victoria en Orlando, ante unos Magic que llegaban precisamente con siete victorias consecutivas tras la comentada conquista del Oeste.  Boston ganó 80-90, con 27 puntos y 10 rebotes de Paul Pierce.  Además, consiguieron limitar a Dwight Howard a unos, discretos para él, 11 puntos y 11 rebotes.  Los Celtics han dado un pequeño estirón en el G-3 del Este, aventajando ahora en un partido y medio a Orlando y Cleveland.

UN DÍA FESTIVO

El tercer lunes de enero, EEUU celebra la festividad de Martin Luther King, conmemorando el nacimiento de este activista del Movimiento por los Derechos Civiles para los afroamericanos, nacido en enero de 1929 en Atlanta.   Como siempre, la NBA se suma a las celebraciones y recuerda a este hombre que un día soñó cómo sería la vida en un país en el que nadie fuera discriminado por el color de su piel.  Las barreras raciales cayeron en la NBA en la temporada 1950-51, cuando Earl Lloyd se convirtió en el primer jugador de raza negra que intervenía en un partido.  Fue el 31 de octubre de 1950, con la camiseta de los Washington Capitols.  Para celebrar la jornada festiva, se disputaron doce partidos que depararon una dosis de emoción difícilmente comparable a cualquier otra noche.  Ocho partidos se resolvieron con un margen de ocho puntos o menos, incluidos dos con canasta ganadora sobre la bocina, a cargo de Chris Paul y Dirk Nowitzki.

KOBE VS. LEBRON

Precisamente en el día de Martin Luther King se midieron Kobe Bryant y LeBron James.  En el Staples angelino, los Lakers recibían a los Cavaliers, en un partido por todo lo alto.  Los amarillos venían de perder ante Orlando y Cleveland era una nueva amenaza que llegaba desde el Este.  Los Lakers dieron un golpe encima de la mesa, arrollando a los Cavs, 105-88.  En el duelo de mega-estrellas, hubo más fallos de la cuenta.  Kobe anotó 20 puntos, con un pobre 9 de 22 en tiros.  Eso sí, contribuyó con 6 rebotes y 12 asistencias, además de un dedo lesionado.  LeBron estuvo aún peor en el tiro, con 9 de 25, para 22 puntos, adornados con 9 rebotes y 4 asistencias.  Hay que recordar que Cleveland sufre dos bajas de su quinteto titular: Zydrunas Ilgauskas y Delonte West.

IAVARONI, LA SÉPTIMA VÍCTIMA

Se echaba de menos un nuevo cese de entrenador en la NBA, tras el ritmo con el que fueron cayendo en el principio de temporada.  El séptimo de la lista es Marc Iavaroni, que ha llevado a Memphis a un récord de 11-30 exactamente en el punto intermedio de la campaña.  Iavaroni ha completado un paupérrimo 33-90 en su estancia en el banquillo de los Grizzlies.  El sustituto parece que será Lionel Hollins, que ya entrenó a los Grizzlies durante 60 partidos en la temporada 199-2000, todavía en Vancouver.  Los banquillos de la NBA están irreconocibles: en verano se produjeron ocho cambios y en media temporada hay que añadir estos siete más.  De los seis equipos que deambulan por el Oeste, tan sólo Golden State y L.A. Clippers mantienen a su técnico.  Oklahoma City, Minnesota, Sacramento y ahora Memphis ya le han despedido.
PHILADELPHIA, POR FIN

El final de temporada que firmaron los Sixers en 2008 y los movimientos del verano hacían concebir esperanzas en Philadelphia.  La dinámica de la ciudad animaba, con la victoria de los Phillies en las Series Mundiales de béisbol. Pero los 76ers han sido un desastre durante casi toda esta primera mitad de temporada, con cambio de entrenador incluido.  Hasta que enlazaron siete victorias consecutivas que nivelaron su récord, 20-20.  Si ya era difícil explicar la mala campaña de los de Philly, más aún es entender que esta buena racha haya llegado con Elton Brand lesionado.  Por tanto, los Sixers pasan el ecuador con 20-21, en séptima posición del Este, la misma que ocupó al final de la pasada temporada.  Por debajo de las expectativas y un abismo por detrás de los grandes protagonistas de la conferencia.

EL AÑO DE MINNESOTA

Puede sonar a broma, pero Minnesota es uno de los mejores equipos del recién comenzado 2009.  Los Timberwolves escucharon las campanadas de fin de año con un sonrojante balance de 6-25, que ni el cambio de entrenador había sido capaz de mejorar.  Pero el tan manido refrán de “año nuevo, vida nueva” ha sido aplicado al pie de la letra por los Wolves, que están 7-2 desde que colgaron el nuevo calendario.  Esto ha permitido a Minnesota comandar el pelotón de los torpes del Oeste, que esta temporada es más numeroso y más torpe que nunca.  Kevin McHale parece haber encontrado la fórmula para adecentar un poco la situación, y Al Jefferson presenta unos promedios de 22 puntos y 10 rebotes por partido, números que no son fáciles de firmar ni en Minneapolis.

NADA QUE CELEBRAR EN WASHINGTON

Washington vivió el pasado martes la fiesta de toma de posesión de Barack Obama como 44º presidente de EEUU.  Poco tiene que celebrar esta temporada el equipo de la capital.  Los Wizards cierran la clasificación de la conferencia Este, con sólo 9 victorias.  El desastre de los capitalinos está siendo memorable. Ni siquiera la ausencia de Gilbert Arenas puede justificar este hundimiento.  Los Wizards han ganado 41 partidos o más en las cuatro últimas temporadas, todas ellas saldadas con participación en los playoffs.  Sólo Detroit Pistons puede presumir de haber estado en la postemporada en estas últimas cuatro campañas.  Tal vez lo único que les queda ya a los Wizards hasta abril sea evitar el peor balance de la liga, para lo que tiene como máximo rival a Oklahoma City Thunder, que, por cierto, ha ganado cinco de sus últimos diez partidos.

MOURNING DICE ADIÓS

Alonzo Mourning anunció su retirada definitiva, a punto de cumplir 39 años.  El pívot sufrió una lesión el 19 de diciembre de 2007, que a la postre ha supuesto el fin de su carrera.  Mourning ha jugado 15 temporadas en la NBA, coronando su trayectoria en 2006 con el anillo conquistado con Miami, ejerciendo de suplente de Shaquille O’Neal.  Más de 800 partidos de temporada regular le contemplan, casi 100 de playoffs, siete nombramientos para el All-Star Game, además de diversos premios individuales.  Una brillante carrera, salpicada con numerosas lesiones, una grave enfermedad renal y alguna polémica de más fuera de la cancha.

LAS ESTRELLAS MÁS VOTADAS

La edición 58 del All-Star Game, que tendrá lugar en Phoenix el 15 de febrero, ya conoce sus titulares.  La votación popular ha elegido a los diez protagonistas de este evento festivo, siendo Dwight Howard quien más votos ha recibido. En el Oeste, jugarán de inicio Paul, Bryant, Stoudemire, Duncan y Yao.  Enfrente, representando a la conferencia Este, Iverson, Wade, James, Garnett y Howard.  Llama la atención que sólo cuatro de estos diez jugadores tuvieron experiencia  universitaria en la NCAA: Paul, Duncan, Iverson y Wade.  Hay muchos veteranos en estas lides del All-Star: será la 12ª presencia de Garnett, la 11ª de Duncan y Bryant, y la 10ª de Iverson.  El próximo jueves se anunciarán los suplentes que completarán las equipos.

LA ESTADÍSTICA QUE NO LE INTERESA A NADIE

¿Habrá alguna estadística que no sean capaces de inventar en EEUU?  Atención a esta porque es casi insuperable.  Kobe Bryant ha sido el jugador que más puntos ha anotado durante el mandato presidencial de George W. Bush.  Bryant sumó 17340 puntos en los 602 partidos que disputó con Bush en la Casa Blanca.  El récord lo ostenta Alex English, que consiguió 17423 puntos bajo la presidencia de Ronald Reagan, también ocho años, como la de Bush.  Por cierto, un republicano confeso como Karl Malone fue el líder en anotación durante la presidencia del demócrata Bill Clinton.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: