Posteado por: inakiapalategi | octubre 18, 2008

El ángel de la guarda de los Spurs (parte II)

En 1985 se marchó Gervin a acabar su carrera en Chicago. Atrás dejaba un ciclo brillante con 5 campeonatos de división y 3 finales de conferencia. Pero tras dos temporadas bastante flojas era hora de dar un cambio. Sin su gran estrella, Drossos vio como las penurias económicas del equipo aumentaban, y el apoyo popular estaba bajo mínimos. Con 8.000 personas su media de asistencia era la cuarta peor de la competición. Durante mucho tiempo fue cogiendo fuerza la posibilidad de que la franquicia cambiase de ciudad, y a esto había que sumar el desacuerdo que había con las instituciones locales para construir un nuevo pabellón, o al menos poder seguir en el mismo.

Finalmente, en 1988 y tras estar a punto de aceptar la oferta de unos empresarios de Houston, Drossos decidió vender por 47.000.000$ sus acciones a su amigo Red McCombs, que con esta adquisición se convertía en el accionista mayoritario de la franquicia. Pero unos meses antes de esta venta, Drossos volvió a mostrar sus dotes de visionario y se jugó su última carta para enderezar el futuro de su equipo.
Nos situamos en mayo de 1987. Los Spurs habían terminado la temporada con un balance de 28-54, el peor de sus 14 años de vida, pero tuvieron fortuna con el sorteo del draft y ganaron la primera plaza por delante de Phoenix. El center de la Marina americana David Robinson había sido sin discusión el mejor universitario del país. Cuando llegó el 22 de junio no había lugar a dudas, los Spurs iban a elegir al Almirante con el número 1 del draft. Ni siquiera el compromiso de 2 años que había adquirido con la Marina y que iba a retrasar su debut en la NBA hasta la temporada 1989-90 hizo dudar a Drossos a la hora de hacer la elección. Pero esta peculiaridad sí que supuso un gran impedimento a la hora de conseguir la firma del pívot. Si Robinson no aceptaba un contrato en esa temporada, podría volver a ser elegido en el draft de 1988, y si de nuevo no firmaba, cuando acabase sus obligaciones militares en 1989 se convertiría en un agente libre y podría llegar a un suculento acuerdo económico y deportivo con cualquiera de las grandes franquicias.
Después del draft, como era de esperar, Robinson le daba largas a los Spurs alegando que aún no había elegido un agente. La franquicia texana no tenía más remedio que esperar con preocupación. Había varios agentes en la lista de finalistas que manejaba, y el que más preocupaba a Drossos era Bob Wolf, representante de Larry Bird y muy amigo de Red Auerbach. Si Robinson lo escogía, ya lo veían en el futuro vistiendo de verde. Semanas después, la fortuna se volvió a aliar con San Antonio. Lee Fentress, amigo personal de Drossos, era el agente elegido. El center lo vio como el más compatible, y destacó de él que era una persona muy sencilla y volcada con su familia (mujer y 4 hijos). Una vez solventado la cuestión del agente, quedaba lo más difícil, convencer al jugador.
“Yo crecí en Virginia, nunca había puesto un pie en Texas y no sabía prácticamente nada de la ciudad. Antes del draft me imaginaba como sería jugar en Boston o en Los Angeles, pero nunca había considerado San Antonio” –dijo Robinson años después-
El primer paso para convencerlo fue un lujoso fin de semana para visitar la ciudad con su familia. Nada más bajar del avión, cientos de fans le esperaban con un “David di que sí” escrito en sus pancartas. Conoció al alcalde, cuerpo técnico, jugadores… y viajó en limusinas, helicópteros, etc., en definitiva, Drossos no escatimó en gastos y la excursión le costó unos 50.000$ que por poco no le sirvieron de nada.
San Antonio como lugar para vivir le gustó al pívot más de lo que había imaginado, pero llegaba la hora de hablar de números, con una cantidad muy clara como referencia: los 30 millones por 10 años que había firmado en 1985 Patrick Ewing.
“Antes de comenzar era un poco escéptico. A nadie le gusta ser la estrella de un equipo perdedor, y quería que me demostrasen que realmente querían apostar por convertirse en una franquicia ganadora. Después de la reunión estaba seguro de que no iba a firmar” –declaró Robinson.-
Con un exceso de realismo, Drossos le planteó que la delicada realidad de la franquicia no le permitía pagarle tanto como otros equipos, a la vez que le prometía que él se iba a convertir en el jugador capaz de darle la vuelta a esta situación.
En las siguientes semanas, los inversores de los Spurs tomaron la decisión de tirar la casa por la ventana y apostar firmemente por Robinson. En un club que había sobrevivido a base de arañar hasta el último centavo, este movimiento suponía un claro punto de inflexión. Consiguieron convencer al jugador en cuanto a la seriedad del proyecto, pero las negociaciones con sus representantes serían más complejas.
“Le dije a Lee que escribiese la cantidad que querían, que se la daríamos. Pero le pedí que al menos me dejase unos cuantos dientes para poder comer” –dijo Angelo Drossos-

Desde septiembre hasta noviembre se extendieron las conversaciones para la firma del contrato. En la reunión decisiva, tras el enésimo farol de Drossos que rompía las negociaciones, el propio Lee Fentress tuvo que perseguirlo por las escaleras para que regresara a firmar el contrato aceptando su última enmienda. Todo quedaba resuelto con un montante total de 26 millones en 10 años, incluyendo 1 millón en las 2 primeras temporadas en las que Robinson no estaría con el equipo.
En el currículum de premios de Angelo Drossos destacan el de Ejecutivo del Año en la temporada 77-78, y su ingreso en el Hall of Fame de los deportes de San Antonio en 1996. Su reloj vital no le permitió ganar ningún anillo como dirigente, aunque nadie duda que sin sus años de dedicación no los habrían conseguido.
10 de octubre de 1973. Primer partido de la temporada de la ABA entre los Spurs y San Diego. Estas fueron las premonitorias palabras de Drossos en la previa:
“San Antonio siempre ha tenido la imagen de una ciudad de ligas menores. Ahora tenemos la oportunidad de demostrar que podemos apoyar a una gran franquicia deportiva, y vamos a hacer todo los posible para llegar a lo más alto”

Jose manuel Garcia


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: